Novedades

Consulta nuestras noticias

…suelo es suelo…y el resto, arenas movedizas…

Venkila se pregunta: ¿se han convertido las cláusulas suelo en arenas movedizas?. No pasa un solo día sin que aparezcan noticias sobre el tema; no acaba la jornada sin que los sufridores de las cláusulas tengan un atisbo de esperanza sobre la recuperación de su dinero por parte de los bancos que las aplicaron. Pero al amanecer, con la luz del día, las esperanzas se desvanecen. Es el cuento de nunca acabar, bueno, de nunca acabar bien.

Si en las distintas operaciones no se barajaran cantidades tan importantes de dinero, cabría preguntarse por la posibilidad del olvido, de la amnesia contable, del consabido: que se lo gasten en aspirinas. Para las cuentas familiares, para el ahorro euro a euro, renunciar a la devolución supone un montón de billetes y la sensación de que alguien que sabía mucho se ha aprovechado de alguien que no sabía nada y que, además, hacía gala de buena fe al confiar, al confiarse. Y si  bien es cierto que siempre fueron claúsulas con luz y taquígrafos, no es menos cierto que en muchas ocasiones la luz no pasó de penumbra y los taquígrafos habían salido a tomar café.

Europa dice que hay que devolver el dinero pero los bancos han dicho que se apelará todo lo que sea recurrible y que se llegará hasta donde el horizonte pierde el último resplandor, figura medioambiental hermosa pero poco esperanzadora en el caso que nos ocupa. La lucha sin cuartel de asociaciones de consumidores y de particulares enarbolando su cartera, parecía haber conseguido sus frutos pero…más plazos, más demoras, más recursos, más paciencia. Ni el peso de Europa amilana a unas entidades que, en pleno uso de sus derechos legales, dicen que el tema no está claro y que por esa razón, no sueltan un euro. Verlas venir pero las gafas pueden tardar lustros.

Nadie  hubiera pensado en su momento que las cosas se iban a producir así para los propietarios de vivienda con cláusula suelo. Pago, me devuelven, no me devuelven, protesto, parece que lo consigo, otra vez que no…arenas movedizas por doquier sin lugar donde agarrarse. Venkila no archiva la carpeta porque el tema está vivo, para desconsuelo de quienes suspiran por verlo muerto y bien enterrado.

Hasta la próxima que será la siguiente, si la vida quiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *